¡Que no cunda el pánico!

El mercado se mueve. Que si Nolito apunta al Sevilla, que si el Atlético podría ser el destino de Vitolo, que si el Villarreal da por cerrada su plantilla con la llegada de Rubén Semedo…. Y la sensación es que el Valencia las ve pasar. Cierto es que, lamentablemente, el club de Mestalla no se mueve en el mismo mercado que estos clubes, por deméritos propios.