Sin prisa, señor Lim

El Valencia vive en una constante interinidad. El director deportivo es la figura sobre la que debería pivotar desde esta misma semana la planificación para la próxima temporada. Y resulta que el que hay está en calidad de interino. José Ramón Alesanco llegó al club de manera sorprendente para hacerse cargo de la Academia y con la crisis de Prandelli y Suso se convirtió en la solución provisional para el mercado de invierno.